Archives par mot-clé : Figuración

PHILIPPE JEAMMET : LA VIOLENCA DURANTE LA ADOLESCENCIA. DEFENSA IDENTITARIA Y PROCESO DE FIGURACIÓN.

La violenca conlleva una dimensión mortífera. Niega la subjetividad de quien la sufre, pero también refleja especularmente una amenaza sobre la subjetividad de quien la ejerce. Así, puede ser vista como una reacción primaria de defensa por parte de una identidad amenazada. Tanto la experiencia de la vida institucional en el ámbito psiquiátrico como las psicoterapias de los sujetos que padecen trastornos del comportamıento constıtuyen un terreno privilegiado de observación.

La adolescencia es una etapa de la vida propicia a las expresiones de la violenca, dada la naturaleza de los cambios psíquicos impuestos por la pubertad. La relacíon terapeútica debe tomar en cuenta dichas particularidades del funcionamiento psíquico de los pacientes violentos.

El espacio terapeútico puede ser visto como una figuración del espacio psíquico interno de dichos pacientes, y su reorganización como un medio para tornar tolerables las relaciones que les son tan necesarias. Las mediaciones y la concretización de una función tercera ocupan un sitio esencial en dicha reorganización.

Marielle Sœur : Alucinación negativa del entorno de escritura e recubrimiento de lo lateral durante la adolescencia

Para los adolescentes cuyo sistema anti-excitación no funciona debidamente, la escritura no puede cumplir con su función económica. Ciertos pacientes describen minuciosamente el entorno de escritura, antes de alucinarlo negativamente durante un largo período : dicho entorno figura en la realidad externa las huellas mnesicas de las modalidades de disfuncionamiento de los mecanismos anti-excitación maternos, que se sitúan para empezar en la calidad de los primeros intercambios con la madre. Dicha figuración contiene potencialmente la interpretación futura. El fenómeno se ve acompañado a veces por un recubrimiento lateral de la transferencia hacia el marco. Mientras permanezcan presentes la cuestión económica y el riesgo de descompensación, debe respetarse el apuntalamiento, hasta que llegue el momento de la representación.